CIERRA

Contacta con nosotros

  • Si quieres ponerte en contacto con protegetedelmovil.com para cualquier duda o comentario puedes rellenar este formulario. Nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible.

  • *(campos obligatorios)
CONTACTO

Volver
14
dic

Publicado por Protegetedelmovil.com

Los 10 peores razonamientos de sobremesa

No sé vosotros pero yo muchas veces me he sentido incómodo cuando he realizado algún comentario algo descafeinado sobre los posibles efectos nocivos de los móviles en algún que otro foro y la reacción de la gente ha sido directa y visceralmente de rechazo o incredulidad (a veces te tratan un poco de loco o de paranoico), y fijaos que aunque mi creencia es total, por precaución y prudencia siempre digo los posibles efectos nocivos. A mi me gusta siempre hablar con cautela, para corroborar o desmentir, por lo que veo, ¡no todo el mundo tiene mis gustos!.

Varias digamos “señales”, que nos encontramos día a día en nuestras vidas, nos hacen reflexionar el porqué de tanta oposición y controversia de una gran parte de la sociedad hacia esta idea. Yo soy de la opinión de que de todo se puede sacar algo positivo y sobre todo algún aprendizaje. Así que me dispongo a compartir con todos vosotros el mejor resumen de los peores argumentos y mayores falacias recopilados por un servidor, a fecha de hoy, de toda la gente con que he conversado de este tema. Cómo no, añadiré mi crítica y contra argumentación pertinente.

Espero que se os haga ameno pues me temo que se hará un poco largo, vamos por fin a por la primera entrega…

1. “Si fuera malo ya se sabría”

¿Acaso con otros hábitos perjudiciales y consumo de sustancias dañinas para el ser humano ha sido así?. Tenemos un gran ejemplo muy reciente en nuestra sociedad: Hace pocas décadas ¡fumar era totalmente sano!, podías tener un bebé en tu casa (incluso en la misma habitación) y ¡fumar sin ningún tipo de problema!. En Estados Unidos se hicieron anuncios en prensa con un médico (o persona con una bata blanca) ¡aconsejando fumar!, se permitía fumar en escuelas y hospitales… Curiosamente, una vez más, la ciencia supera la realidad, y un gran libro titulado El Jurado, en clave de novela, visualizó como las compañías tabacaleras indemnizaban muchos años después a enfermos y viudas de difuntos fumadores. Algo que para aquel entonces parecía, como poco, surrealista… Y yo me pregunto… si era tan obvio que el tabaco era maligno, que en el primer mega juicio va y lo pierden… ¿por qué lo encubrieron y lo negaron hasta el final?… pues la respuesta es tan simple como fría: Porque tabaco era, es y será (para las empresas, que no gobiernos) un gran negocio, pero posiblemente 1000 veces menor que el que supone ahora el mundo de las teleoperadoras (móviles, cuotas, servicios, etc…).

Mientras tanto pasaban los años y las tabacaleras se forraban creando nuevos consumidores adictos (que no fidelizados). Por alguna extraña los cigarrillos son prácticamente el único producto de consumo masivo en la actualidad no regulado (los alimentos deben llevar una lista de ingredientes, la ropa lleva etiquetas de composición, los aparatos eléctricos deben estar homologados…pero el tabaco no está sometido a ningún tipo de regulación). Eso ha permitido que año tras años las tabacaleras incorporen aditivos y sustancias con el fin de convertir sus productos en más indispensables. La proporción de nicotina (una droga que se encuentra de forma natural en la planta del tabaco) está sobredimensionada. Otros componentes que se encuentran un cigarrillo son: Amoníaco (componente de productos de limpieza), Arsénico (veneno contenido en raticidas), Butano (combustible doméstico), Cianuro (empleado en la cámara de gas), Formaldehído: (conservante), Metano (combustible utilizado en cohetes espaciales), Cadmio (presente en baterías) y Monóxido de carbono (presente en los humos salientes de los tubos de escape de los coches). Todo esto, casi siempre, sin controles gubernamentales, ni pruebas de laboratorios, reportes o vigilancia.

¿Qué hace el gobierno ante esta situación?, pues poquita cosa…: por un lado obliga a las tabacaleras a comunicar en las cajetillas de cigarillos que si fumas, tienes un mínimo porcentaje de sufrir una desgracia brutal en tu cuerpo, que no te mata pero que hace que todo el mundo te mire como un bicho raro el resto de tu vida (porque hay cada foto que hace que te siente mal el cortadito de las 4 de la tarde) y por el otro recauda impuestos… que el día que hagan números verán que no cubren ni la mitad de los costes sanitarios que el tabaco les genera.

No penséis que estoy haciendo una campaña anti tabaco… yo disfruto buenamente mi pitillo de vez en cuando… lo único que pretendo reflejar con este ejemplo es que: si con el tabaco se encubrió por intereses económicos hasta que les dejaron y en la actualidad (que su letalidad es de dominio público) sigue en el mercado porque “da de comer” a mucha gente, ¿por qué no iban a hacer lo mismo con algo que puede llegar a dar 1000 veces más beneficio como son los móviles?…

Comentarios

Ciro dice:
diciembre 16, 2011

Aconsejo lectura.. un artículo muy interesante! Gran trabajo. Un saludo

Deja tu comentario