CIERRA

Contacta con nosotros

  • Si quieres ponerte en contacto con protegetedelmovil.com para cualquier duda o comentario puedes rellenar este formulario. Nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible.

  • *(campos obligatorios)
CONTACTO

Volver
25
ago

Publicado por Protegetedelmovil.com

Los campos electromagnéticos y el cuerpo humano

Los mecanismos de interacción entre los campos electromagnéticos (CEM) y las estructuras biológicas se evidencian de forma natural en el cuerpo humano con las corrientes eléctricas, a través de ellas se comunican los impulsos nerviosos, se desarrollan los procesos bioquímicos que van desde la digestión hasta la actividad cerebral.

En humanos se ha mostrado que los campos el√©ctricos est√°ticos interact√ļan con el cuerpo induciendo una carga el√©ctrica superficial, el principal mecanismo de interacci√≥n ocurre cuando una persona entra en contacto con un objeto conductor cargado, o cuando existe una diferencia de potencial suficientemente alta que como para ionizar el aire de tal manera que permita la conducci√≥n el√©ctrica entre un objeto cargado y una persona con buen contacto a tierra en tal caso podr√≠a recibir una descarga el√©ctrica. Estas interacciones podr√≠an resultar muy dolorosas, el grado de perturbaci√≥n depende de la intensidad del campo y del nivel de aislamiento de la persona.

Efectos sobre el embarazo
La OMS y otros organismos han evaluado numerosas fuentes y exposiciones diferentes a campos electromagnéticos en el entorno cotidiano y de trabajo, como las pantallas de computadora, colchones de agua y mantas eléctricas, equipos de soldadura por corrientes de radiofrecuencia, equipos de diatermia, y radares. El conjunto de los resultados demuestra que la exposición a los niveles típicos de los campos del medio no aumenta el riesgo de desenlaces adversos como abortos espontáneos, malformaciones, peso reducido al nacer y enfermedades congénitas. Se han publicado informes esporádicos de asociaciones entre problemas sanitarios y la presunta exposición a campos electromagnéticos, como informes sobre partos prematuros y con peso reducido de trabajadoras de la industria electrónica, pero la comunidad científica no ha considerado que estos efectos estén necesariamente ocasionados por la exposición a campos electromagnéticos (frente a la influencia de factores como la exposición a disolventes).

Cataratas
Se ha informado de casos de irritación ocular general y cataratas en trabajadores expuestos a niveles altos de radiación de radiofrecuencia y microondas, pero estudios realizados con animales no confirman la idea de que estos tipos de trastornos oculares se puedan producir a niveles que no son peligrosos por su efecto térmico. No hay pruebas de que se produzcan estos efectos a los niveles a los que está expuesta la población general.

Campos electromagnéticos y cáncer
A pesar de los numerosos estudios realizados, la existencia o no de efectos cancer√≠genos es muy controvertida. En cualquier caso, es evidente que si los campos electromagn√©ticos realmente producen alg√ļn efecto de aumento de riesgo de c√°ncer, el efecto ser√° extremadamente peque√Īo. Los resultados obtenidos hasta la fecha presentan numerosas contradicciones, pero no se han encontrado incrementos grandes del riesgo de ning√ļn tipo de c√°ncer, ni en ni√Īos ni en adultos.

Algunos estudios epidemiol√≥gicos sugieren que existen peque√Īos incrementos del riesgo de leucemia infantil asociados a la exposici√≥n a campos magn√©ticos de baja frecuencia en el hogar. Sin embargo, los cient√≠ficos no han deducido en general de estos resultados la existencia de una relaci√≥n causa-efecto entre la exposici√≥n a los campos electromagn√©ticos y la enfermedad, sino que se ha planteado la presencia en los estudios de efectos artificiosos o no relacionados con la exposici√≥n a campos electromagn√©ticos. Esta conclusi√≥n se ha alcanzado, en parte, porque los estudios con animales y de laboratorio no demuestran que existan efectos reproducibles coherentes con la hip√≥tesis de que los campos electromagn√©ticos causen o fomenten el c√°ncer. Se est√°n realizando actualmente estudios de gran escala en varios pa√≠ses que podr√≠an ayudar a esclarecer estas cuestiones.

Hipersensibilidad a los campos electromagnéticos y depresión
Algunas personas afirman ser “hipersensibles” a los campos el√©ctricos o magn√©ticos. Preguntan si los dolores, cefaleas, depresi√≥n, letargo, alteraciones del sue√Īo e incluso convulsiones y crisis epil√©pticas pueden estar asociados con la exposici√≥n a campos electromagn√©ticos.

Comentarios

Marc G√°lvez dice:
febrero 17, 2011

Bien, supongo que a mucha de la gente que hab√≠a visto estos videos en el pasado, esto de hacer palomitas o cocer huevos con m√≥viles les parecer√° descabellado. El 82%, probablemente. El otro 18%, tambi√©n probablemente, creer√° que es tan verdad como el evangelio de San Juan. Porque este 82-18%? Bien, es una extrapolaci√≥n que he hecho de los resultados de una encuesta realizada el pasado Agosto en Estados Unidos a cerca de un tema tan surrealista (o tan poco) como el huevo cocido por un m√≥vil: se pregunt√≥ si cre√≠an que su presidente era musulm√°n. El 18% de los norte-americanos encuestados creen que lo es. Ese 18% son unos 60 millones de personas. El asunto empez√≥ cuando durante las primarias presidenciales, una popular sitio Web de noticias (drudgereport.com), public√≥ una foto de Barack Obama llevando un vestido tribal somal√≠. La bola de nieve empez√≥ a formase. Para empeorar las cosas, dado que nuestro cerebro almacena solo los detalles importantes de lo que vivimos para ahorrar ‚Äúmegas‚ÄĚ, cuando se niega un hecho, como se neg√≥ entonces no pocas veces, lo que suele quedar en la memoria es el hecho, y no la negaci√≥n de este. As√≠ que la bola de nieve se hizo m√°s grande. Pero aun, ‚Äúgracias‚ÄĚ a otra curiosa forma de funcionar de nuestro cerebro, simplemente ense√Īar la informaci√≥n correcta a la gente equivocada no suele arreglar para nada el asunto. Al contrario, muy frecuentemente, una vez nos hemos agarrado a una informaci√≥n falsa, que nos demuestren nuestro error, o no cambia nuestra opini√≥n, o nos agarramos aun m√°s fuerte a nuestras creencias equivocadas. Unos pocos ejemplos: los norte-americanos han visto algunas veces a su presidente comiendo carne de cerco, m√°s veces bebiendo alcohol, y muchas m√°s nombrando a Cristo o haciendo referencias a par√°bolas de la Biblia. Y, como ya he dicho, el Agosto pasado 60 millones de norte-americanos lo segu√≠an teniendo por musulm√°n. Volviendo al tema del blog, confieso que una vez, tiempo atr√°s, vi el video del huevo cocido, y me lo tragu√© hasta el tu√©tano. Razon√© que puesto que los m√≥viles emiten "algo" potente, y los huevos se cuecen en seguida, lo cosa era sin duda un hecho real. Me "ayud√≥" que la ejecuci√≥n del experimento era impecable, sin un solo fallo visible. Al descubrir este post, hacer scroll, y ver el video del huevo cocido, me he alegrado un mont√≥n, pues por fin ten√≠a una prueba fehaciente que mandar a mis amigos y convencerlos de que yo llevaba raz√≥n. Pero al leer el texto me he percatado de que no se corroboraba el hecho, sino que se demostraba que la cosa era una completa farsa. ¬°Manda huevos! PD: Gracias, protegetedelmovil :)

Deja tu comentario